Documentando el viaje de un emprendedor

Entrevista a Joe Haslam, fundador de Hot Hotels

Entrevista a Joe Haslam, fundador de Hot Hotels

Para él, hablar de emprendimiento es disfrutar de un tema que lo apasiona desde pequeño y no porque ahora sea su trabajo. Goza al ayudarle a cientos de emprendedores del mundo a escalar en el mercado y a obtener éxito comercial.

Se trata de Joe Haslam, un irlandés que lleva 11 años como profesor asociado del IE Business School de Madrid, una de las escuelas de formación ejecutiva más importantes del mundo.

Allí es director de emprendimiento y por tanto, estuvo en enero en Bogotá, escogiendo a la mejor startup (empresa de base tecnológica) de Latinoamérica, seleccionada entre ocho finalistas de la región.

La empresa ganadora fue Box to Market, del colombiano Edwin Argote Villalba, quien representará a esta parte del mundo en la final del Global Mobile Challenge, una competencia en la que participan 5.400 emprendedores de los cinco continentes y que tendrá su gran final en Barcelona (España), este mes.

Este es uno de los puntos de partida para crear propuestas que hacen diferencia. Pueden surgir ideas increíbles, pero no se sabe a quién venderlas o no se sabe quién pagará por ellas.

“Si se facilita la experiencia del cliente, con herramientas móviles, se podrá hacer la diferencia. Hay que ser creativo, sin desestimar opciones ridículas. Pero, lo importante es saber quién pagará por ellas”, apuntó Haslam.

En este ámbito, la movilidad es la herramienta poderosa para resolver desafíos modernos, con millones de personas conectadas con sus teléfonos inteligentes y de eso deben partir las startups.

Para el experto, un producto innovador es el que surge de una idea simple, que involucra a la comunidad (innovación colaborativa), que en el caso de Box to Market, facilita que más personas salgan a vender productos, que ya no usa, combinando lo físico (casillero), con lo virtual: el poder del móvil, con cámara, datos y capacidad para hacer cosas y cerrar ventas.

Así se es diferente en el mercado, desde lo sencillo. “Eso es lo que buscamos en el Global Mobile Challenge. Que esa idea diferenciadora ya esté facturando en el mercado, que sea escalable, disruptiva (de alto impacto entre las personas)”, reiteró el irlandés.

A la buena idea aplicada, hay que sumarle que el emprendedor sepa hablar un inglés fluido, porque todas las presentaciones se hacen en este idioma. Se le agrega la seguridad que debe tener al hablar, mirando a los ojos de los inversionistas o jurados, que llegue a la cita debidamente preparado, así conozca bien su emprendimiento. Debe dominar su intervención.

“Parece obvio, pero esto requiere un trabajo previo, un tiempo de dedicación. El emprendedor no puede descuidar este aspecto por sumirse en la cotidianidad del negocio. Debe alistar su pitch, eso es clave”, añadió el académico.

En Colombia es común encontrar que los académicos del emprendimiento y de la innovación tienen poca experiencia real en el mercado. Son más teóricos. Pero en el caso de Haslam ocurre algo diferente, porque en los últimos 20 años ha creado y vendido seis empresas, algunas de ellas más exitosas que otras.

Entre las destacadas está Hot Hotels Europe, una aplicación que ofrece servicios de reservas hoteleras, facilitando la selección de la habitación y mejorándole al cliente su experiencia. De esta es cofundador.

Otra de ellas es Hey please, que permite pagar en restaurantes y tiendas minoristas con el teléfono móvil, canjeando, por ejemplo, los cheques de Sodexo de empleados. “Es un fintech (emprendimiento financiero) que facilita la cotidianidad de un trabajador que recibe pagos en esta especie, pero requiere consumir”, comentó el director de emprendimiento del IE Business School.

Su interés por emprender parte de que no le gusta tener un jefe que le esté exigiendo todo el tiempo. Por eso le gusta la independencia y le apasiona crear empresas. Dice que hay que conocer diversas profesiones para emprender con éxito.

“En España es común que un egresado solo sepa de su profesión, pero esto no debe ser así. Ahora alguien de mercadeo debe saber de contabilidad, o alguien de informática debe saber negociar. Los profesionales exitosos deben tener esa capacidad de adaptabilidad y para ello existen cursos online, para formarse”.

Por eso repite él que no se requiere ser perfecto para hacer las cosas. “No soy experto del emprendimiento e innovación, tengo un poco más de conocimiento en esta área gracias a mi experiencia, pero no me considero un experto”, añade.

Disfruta lo que hace, porque tiene pasión por la vida, curiosidad y motivación para emprender. Dice que lo interesante de ser emprendedor es que se convierte en la mejor manera de protestar ante los retos de mercado. La gente que trabaja por dinero no disfruta, pero aclara que no siento que está trabajando, porque puede hablar de emprendimiento hasta en un bar.

Basado en El Colombiano 23 Enero 2017



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *